• Radio Fuego Purificador

Mujeres valientes de la Biblia que no son muy conocidas

Cuando pensamos en las mujeres más valientes y memorables de la Biblia, es probable que las más conocidas sean Ester, Rut, María, Ana, Débora, entre otras. Y aunque ellas hicieron grandes proezas, en la Palabra de Dios hay más mujeres que jugaron roles importantes en la historia; pero no fueron mencionadas con frecuencia.

A continuación se encuentra una lista de algunas mujeres que nos dejaron un ejemplo de coraje y fe en Dios.

Mujeres valientes de la Biblia que no son muy conocidas

Sifra y Fúa

Y habló el rey de Egipto a las parteras de las hebreas, una de las cuales se llamaba Sifra, y otra Fúa, y les dijo: Cuando asistáis a las hebreas en sus partos, y veáis el sexo, si es hijo, matadlo; y si es hija, entonces viva. Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mandó el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los niños. Y el rey de Egipto hizo llamar a las parteras y les dijo: ¿Por qué habéis hecho esto, que habéis preservado la vida a los niños? Éxodo 1:15-18 (RVR1960)

El rey de Egipto mandó que asesinaran a todos los bebés varones de las mujeres israelitas; sin embargo, Sifra y Fúa se rehusaron a obedecer este mandato. Ellas eran parteras y al rechazar la orden del rey pusieron en riesgo sus propias vidas.

En su corta aparición en Éxodo, vemos que Dios guardó sus vidas y las protegió. Su ejemplo de valentía nos enseña que si hacemos el bien, Dios nos recompensará por nuestras acciones.

Maala, Noa, Hogla, Mila y Tirsa

Vinieron las hijas de Zelofehad hijo de Hefer, hijo de Galaad, hijo de Maquir, hijo de Manasés, de las familias de Manasés hijo de José, los nombres de las cuales eran Maala, Noa, Hogla, Milca y Tirsa; y se presentaron delante de Moisés y delante del sacerdote Eleazar, y delante de los príncipes y de toda la congregación, a la puerta del tabernáculo de reunión, y dijeron: Nuestro padre murió en el desierto; y él no estuvo en la compañía de los que se juntaron contra Jehová en el grupo de Coré, sino que en su propio pecado murió, y no tuvo hijos. ¿Por qué será quitado el nombre de nuestro padre de entre su familia, por no haber tenido hijo? Danos heredad entre los hermanos de nuestro padre. Números 27:1-4 (RVR1960)

En la época antigua, las mujeres no tenían derecho a heredar ningún bien. Zelofehad tuvo 5 hijas y ningún hijo. Cuando él murió, sus hijas no tenían ningún derecho legal a reclamar la herencia; pero ellas se enfrentaron a Moisés, los príncipes y a toda la congregación para hacer valer su voz.

Nuevamente, Dios les favoreció y ordenó a Moisés que se aceptara la petición de estas mujeres; de esa manera preservaron el nombre de su familia y aseguraron un porvenir para sus propias familias.

Acsa

Y dijo Caleb: Al que atacare a Quiriat-sefer, y la tomare, yo le daré a mi hija Acsa por mujer. Y la tomó Otoniel, hijo de Cenaz hermano de Caleb; y él le dio a su hija Acsa por mujer. Y aconteció que cuando la llevaba, él la persuadió que pidiese a su padre tierras para labrar. Ella entonces se bajó del asno. Y Caleb le dijo: ¿Qué tienes? Y ella respondió: Concédeme un don; puesto que me has dado tierra del Neguev, dame también fuentes de aguas. Él entonces le dio las fuentes de arriba, y las de abajo. Josué 15:16-19 (RVR1960)

Al igual que las hijas de Zelofehad, Acsa hizo una petición para tener una propiedad. Ella había sido ofrecida como premio al guerrero que atacara una ciudad llamada Quiriat-sefer; pero también quiso tener una propiedad que le perteneciera. Su padre, Caleb, aceptó darle una heredad, y así se hizo valorar.

Josabet

Pero Josaba hija del rey Joram, hermana de Ocozías, tomó a Joás hijo de Ocozías y lo sacó furtivamente de entre los hijos del rey a quienes estaban matando, y lo ocultó de Atalía, a él y a su ama, en la cámara de dormir, y en esta forma no lo mataron. 2 Reyes 11:2 (RVR1960)

Josabet aparece en el pasaje anterior y en 2 Crónicas 22:11. Aunque son pocas líneas las que se le dedica, ella demostró ser valiente y sus acciones tuvieron consecuencias importantes.

Atalía había usurpado la corona y mandó matar a todos los posibles herederos del trono; pero Josaba tomó a su sobrino Ocozías y lo escondió. Ella también puso en riesgo su seguridad por salvar a otro; y esto nos demuestra que la valentía requiere que pongamos las necesidades de otros antes que las nuestras.

Tabita (Dorcas)

Había entonces en Jope una discípula llamada Tabita, que traducido quiere decir, Dorcas. Esta abundaba en buenas obras y en limosnas que hacía. Hechos 9:36 (RVR1960)

Tabita era una mujer que ayudaba a otros y se caracterizaba por su bondad. En Hechos 9:36-43 dice que cuando murió, otras mujeres quedaron desconsoladas por su partida y le pidieron a Pedro que las ayudara. Él oró y Tabita resucitó y continuó sirviendo a otros.

Ana, la profetisa

Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad, y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones. Esta, presentándose en la misma hora, daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén. Lucas 2:36-38 (RVR1960)

Ana fue una mujer que sirvió toda su vida en el templo, y tuvo el privilegio de conocer a Jesús cuando fue bebé. Ella fue una de las primeras que pregonó a Jesús como el redentor que estaban esperando.

Lidia

Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía. Y cuando fue bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a quedarnos. Hechos 16:14-15 (RVR1960)

Otra mujer de la Biblia que no es muy conocida, pero que tuvo un gran impacto fue Lidia. Ella se convirtió al cristianismo gracias a las enseñanzas de Pablo; y desde entonces se convirtió en un apoyo para el ministerio. Ella era comerciante, y colaboró tanto financiera como espiritualmente.

Priscila

Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios. Hechos 18:26 (RVR1960)

Priscila fue otra mujer que apoyó el ministerio de Pablo. Él la menciona algunas ocasiones en sus cartas, y también como ejemplo de comportamiento en la iglesia (Hechos 18:26; Romanos 16:3). Ella y su esposo fueron colaboradores en el ministerio de Pablo, y él los tenía en alta estima.

Loida y Eunice

…trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también. 2 Timoteo 1:5 (RVR1960)

Loida y Eunice criaron a Timoteo, un joven del que Pablo tenía una buena opinión. La educación que le brindaron fue vital para que él se convirtiera en un hombre modelo para otros creyentes.

Estas mujeres nos enseñaron que los roles en la familia son vitales para la formación de buenos ciudadanos y creyentes; así que nadie puede despreciar a una madre o abuela que tiene fe y la inculca en su hogar.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo